22 enero, 2009

Ustedes perdonen






























Parado en la mitad de la calle
he abierto mi pecho como un bonito escaparate de novedades
Sacadas de allí, me he puesto
a repartir cosas con las que nadie sabía qué hacer
Como se hacía tarde hubo que cerrar y otro día será.


A.N.

3 comentarios:

Jairo Rojas dijo...

otro día será, aunque al leerlo uno se trae muchos regalos, muchos.

David Baf Gallart dijo...

Que genial, Cristina.me encanta he seguido tus trabajos desde hace un tiempo, siempr meha parecido muy interesante tu manera de conceptualizar.

saludos.

aitana dijo...

me chifla